The capture

Crítica de ‘The Capture’ (2019). ¿Quién nos vigila?

‘The capture’, es una miniserie de seis episodios producida por la BBC, cuyos derechos de emisión para España se están negociando.

Las postrimerías del siglo XIX alumbró un fenómeno que conmocionó la sociedad de la época, el terrorismo anarquista. El terror como forma de propaganda y arma política, socavó los cimientos de algo tan sagrado para el mundo anglosajón como la libertad de prensa. En Reino Unido, la publicación anarquista Freiheit, editada desde 1879, llegó a publicar un artículo elogiando el asesinato de Lord Cavendish en 1882. Antes se podían leer en sus páginas expresiones como ”Muerte a los asesinos” o ”liberemos a la humanidad mediante la sangre y el hierro, el veneno y la dinamita”.

Fue demasiado, y tras su cierre, el director de la misma acabó destilando su odio desde Nueva York, dónde aún se permitían semejantes licencias. El comienzo del nuevo siglo se inició con los atentados de las torres gemelas. Y ese terrorismo yihadista de tinte global, elevó la dicotomía entre seguridad y privacidad a un nuevo estadio. En ‘The Capture’, los límites y la tensión establecida entre ambos conceptos es el elemento sustantivo. 

Un soldado británico, que sirvió en Afganistán, sospechoso de un crimen

The capture

El soldado Shaun Emery (Callum Turner), tras ser declarado inocente del asesinato de un insurgente en Afganistán, verá su vida comprometida cuando sea el principal sospechoso de la desaparición y asesinato de su abogada (Laura Haddock). El principal elemento incriminatorio es una grabación, realizada desde una cámara fija en la calle, donde se le ve agrediéndola. La manipulación de pruebas, la supervisión y gestión de esas imágenes tomadas en la vía pública, constituyen un debate de plena actualidad.

Y el director Ben Chanan logra que un simple dispositivo digital adquiera un aura intimidatoria que recorre todo el metraje. Las nuevas tecnologías, con su difuso ámbito de aplicación, que anda siempre por delante de nuestras consideraciones éticas, invitan a un debate urgente, de múltiples aristas. Con ese punto de partida, ‘The Capture’ se mueve como un trhiller policíaco, competente aunque en ningún caso destacado, que recurre al cine conspiranioco para administrar las premisas con las que la trama echa a andar. 

El protagonista ve como su vida se tambalea

The capture

Convertido este soldado en una marioneta cuyos hilos se mueven al servicio de intereses que no controla, su único apoyo vendrá de la mano de una inspectora, a la que da vida Holliday Grainger, en una interpretación que soporta los continuos vaivenes argumentales de manera airosa. Como en toda serie que se precie, Chanan consigue enganchar al espectador, elevando los alicientes de la propuesta. Aunque para ello esboce ideas y giros de guión que recuerdan a obras como ‘La vida de David Gale’ de Alan Parker o ‘El jurado’ de Gary Fleder. Películas de 2003, en las que el disfrute de contemplar a grandes actores, se veía empañado por piruetas narrativas propias de un prestidigitador.

Así es el cine.   

Tráiler de ‘The capture’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.