Vengadores (Endgame)

Doble crítica de ´Vengadores (Endgame)´ (2019)

Crítica de ´Vengadores (Endgame)´ (2019). Sólo queda aplaudir

Y al final sucedió lo inevitable. La noche cayó sobre el Marvel Cinematic Universe. O al menos sobre una parte importante del MCU, la iniciada hace más de una década con “Iron Man” (Jon Favreau, 2008). Pero la que ha caído no es una noche cerrada, con el cielo rebosante de nubarrones y seria amenaza de tormenta eléctrica. La que ha caído sobre este magnífico circo de tres pistas ideado por Kevin Feige es una noche despejada que permite ver las estrellas, y con las chicharras cantando bajo la luz de la luna. Ahora sólo queda esperar el nuevo amanecer, amparado por esa inquieta paz que aporta el haber presenciado algo único y por esa excitación ante lo que nos deparará la nueva salida del sol. MCU, el Hall of Fame te espera. Vamos con la crítica de ‘Vengadores (Endgame)’.

Vengadores (Endgame)

La guinda al pastel

´Vengadores (Endgame)´ es el mastodóntico y apoteósico cierre a once años de cine. Veintiún films que han revolucionado el cine de superhéroes y han cambiado nuestra forma de ver el cine, sentando precedente. Hace poco más de una década nadie sabia lo que era un universo cinematográfico, ahora todos quieren poseer o sentirse adeptos de uno. Y eso a gran escala, a pequeña ´Vengadores (Endgame)´ es la segunda mitad, y final, del díptico que concierne al grupo superheroico de la editorial Marvel, creado en 1963 por Stan Lee & Jack Kirby.

A escala fanboy ´Vengadores (Endgame)´ es la encargada de poner el broche de oro a los arcos argumentales que implican a los principales personajes del grupo, en su versión cinematográfica. Los Capitán América, Iron Man, Viuda Negra y compañía se ganan aquí su merecida guinda al pastel, mientras que el devoto acude catártico y extasiado a ello.

Vengadores (Endgame)

El Yang y el Yin

´Vengadores (Endgame)´ es ese segundo acto que ´Vengadores (Infinity War)´ (Anthony & Joe Russo, 2018) nunca nos brindó. El yin y el yang en perfecto equilibrio, pero alterado el orden en una nueva demostración de que Kevin Feige hace lo que le da la gana y funciona igual. El clímax continuado e hiperbólico que fue la de hace justo un año da paso a un film casi de aventuras, completamente reposado, y liberado de magnanimidad. La cinta está plagada de pequeñas misiones que derivan en gustosa intriga y relativa tensión, en efectiva e inesperada comicidad, y en la acentuación del drama derivando en lógico autohomenaje al MCU. Todo ello teñido siempre de épica, de emoción, y de infinitas sorpresas durante sus tres horas de delirio fan.

A ese respecto he de destacar la asombrosa capacidad de ´Vengadores (Endgame)´ para sorprenderte incluso con los hechos que ya ibas predispuesto a que sucedieran. Así que ni les cuento lo que se puede llegar a sentir ante los sucesos que no esperas.

Vengadores (Endgame)

Evitad la comparación

¿Cuál es mejor, ´Kill Bill, Vol. 1´ (2003) o ´Kill Bill, Vol. 2´ (2004)?… Pues lo mismo sucede con ´Vengadores (Infinity War)´ y ´Vengadores (Endgame)´. Caer en la burda comparación de cual es mejor es de borricos, y consecuencia directa de no haber entendido absolutamente nada. Por no citar que dicha comparación sirve para diferenciar al espectador casual del devoto. En primer lugar, son productos inseparables, partes de un mismo todo. En segundo lugar, lo que te da la una no te lo da la otra, y viceversa.

Vengadores (Endgame)

Informe final de la nave comercial MCU

No se hacia donde vamos, pero si se donde estoy. Se que he sido testigo de un acontecimiento extraordinario. La ´Star Wars´ de esta generación ya ha iniciado la senda para convertirse en mito. Este díptico compuesto por ´Vengadores (Infinity War)´y ´Vengadores (Endgame)´ nos ha hecho volver a sentir el cine como algo cálido y emocional en una sala de cine precisamente en tiempos de frialdad fruto del cine en streaming.

Gracias Stan Lee. Gracias Marvel. Gracias Kevin Feige.

Crítica de Isaac Paskual

Crítica Vengadores: Endgame (2019). Familia marvelita, ¡reuníos!

Los Vengadores no se encuentran en su mejor momento. Los eventos acontecidos en “Infinity War” (2018) han dejado muy tocados a los héroes (los que sobrevivieron al chasquido del titán loco) con los que llevamos viajando durante los últimos 10 años. Un viaje que nos ha traído hasta aquí.

Veintiuna películas después, los hermanos Russo y Marvel Studios nos prometían un evento cinematográfico nunca visto, que no dejaría indiferente a nadie.

Bien. Ahora la pregunta es, ¿han logrado cumplir esas expectativas?

Vengadores Endgame

Reinventando el MCU

Los hermanos Russo convierten “Vengadores (Endgame)” en un viaje de tres horas tremendamente épico, emocionante y absolutamente fantástico para todo fan de Marvel, del cine de superhéroes y por qué no decirlo, del cine en general.

La cinta funciona como un homenaje absoluto a los fans del MCU (Universo Cinematográfico de Marvel) que llevamos acompañando desde aquella “Iron Man” (2008). “Vengadores (Endgame)” es un verdadero regalo para los fans de las películas de Marvel, auténtico café para los muy cafeteros.   O mejor dicho, auténtico cómic para los muy comiqueros.

Vengadores (Endgame)

Pero donde creo que Marvel Studios acierta de pleno con la estructura y desarrollo de esta cinta es que “Vengadores (Endgame)” es un incontestable autohomenaje a todo el MCU. La película recoge en sus tres horas de duración referencias a todas las cintas de Marvel que la precedieron y bebe de ellas retroalimentándose de manera muy inteligente. La película casi adquiere un metalenguaje propio cuando comienza a incorporar todas las referencias de estas cintas, casi reformulando todas las premisas que habíamos visto hasta ahora en el MCU de una forma extrañamente natural y consiguiendo una relectura de este universo superheroico que, en mi opinión, es el gran hito que han conseguido los hermanos Russo.

Final del viaje

Y es que, para mí, el gran acierto de “Vengadores: Engdame” es que no es “Vengadores: Infinity War” (2018) parte II. Me explico.

Si bien ambas cintas funcionan en conjunto como la película de superhéroes definitiva, ambas juegan en dimensiones muy diferenciadas. En “Vengadores: Infinity War” (2018) nos enfrentábamos a una película con un gran peso dramático que recae sobre los hombros del temible villano, viendo como nuestros héroes son derrotados y jugando con el factor sorpresa de tener a los Vengadores contra las cuerdas por primera vez. Una crónica de una derrota terrorífica con una épica fracasada.

Vengadores (Endgame)

Ahora es muy distinto.

Los Russo nos presentan ahora una cinta lírica, también de gran peso dramático, pero apelando ahora a las emociones más primarias del espectador. Mostrando las partes más íntimas de los personajes para hacerte sentir partícipe de este final del viaje. Obsequiándonos así con la película que necesitábamos, aun sin saberlo. Jugando con piezas muy diferentes a las que utilizaron anteriormente, y cogiendo desprevenidos a todos los espectadores, nos plantan en la pantalla una montaña rusa emocional de la que no quieres bajarte. La película se convierte en una experiencia visual tan apabullante durante la última hora que sólo queda dar las gracias a Joe y Anthony Russo y a Marvel Studios por traernos hasta aquí.

Y respondiendo a la pregunta que planteaba al inicio; ha sido un viaje largo, pero ha merecido la pena.

Si quieres saber más sobre qué nos espera ahora en el MCU, ¡sigue leyéndonos! ¿Y ahora qué Marvel?

Gracias Vengadores. Gracias Marvel. Y gracias Stan Lee.

¡¡¡EXCELSIOR!!!

Crítica de Pablo Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.