Munich en vísperas de una guerra

Crítica de ‘Múnich en vísperas de una guerra’ (2021). Lo que pudo ser

La ficción histórica, ya sea en la literatura o en el cine, aprovecha un contexto sugestivo para elevar el drama, la intriga, el romance, la comedia y otros muchos elementos a un estadio superior. Robert Harris, escritor superventas británico, fiel a la fórmula, nos ha regalado solventes thrillers con trasfondo político. Varios de ellos han sido adaptados al cine, y como en la nueva producción de Netflix, ‘Múnich en vísperas de una guerra’, es participe del guion. Dirigida por el alemán Christian Schwochow, sitúa la acción en los entresijos de unas negociaciones que intentaron evitar, y sólo pospusieron, el mayor conflicto armado que ha vivido el mundo.

La política de apaciguamiento hacia la bestia nazi se narra con nervio. Y aunque el resultado es de sobra conocido, la película aporta además de solvencia, emoción. Sigue a dos diplomáticos (George Mackay, Jannis Niewöhner), uno inglés y otro alemán. Se conocen desde los tiempos de estudiantes en Oxford, donde su relación se quebró abruptamente por discrepancias ante el rumbo tomado por la Alemania de entreguerras. Aunque representan a países enfrentados, comparten aversión a Hitler. Estando convencidos de lo inútil del pacto que se fragua entre bambalinas, van a maniobrar para que éste no se firme.

Jeremy Irons es Neville Chamberlain

Múnich en vísperas de una guerra

‘Múnich en vísperas de una guerra’, observa el escenario y juega con las variables en liza para dibujar la complejidad del momento. ¿Cuál sería nuestro proceder ante semejante tesitura?. Incitando la deliberación, recuerda por su tono a otra obra de Harris adaptada por el gran Roman Polanski, ‘El oficial y el espía’ (2019), donde se plasma lo difícil de parar determinadas inercias históricas. 

Con un gran Jeremy Irons en el papel de Neville Chamberlain abrumado por el peso de la decisión que está a punto de tomar, la cinta evita lo retorcido de propuestas como ‘El escritor’ (2010), también del tándem Polanski-Harris, para adentrarse en los serpenteantes terrenos de la realpolitik. Espionaje, cumplimiento del deber, cobardía y vértigo frente al momento se dan la mano en una cinta que corre deprisa. Tanto como los protagonistas para esquivar el desastre. 

Y sus dos horas de metraje se disfrutan en un parpadeo.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Múnich en vísperas de una guerra’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.