Creedme

Crítica de ‘Creedme’ (2019). Víctima denostada

Apoyada en una sutil narrativa, capaz de  administrar el entramado dramático desde la insinuación como resorte para  transmitir sensaciones, ‘Creedme’ se configura como una jugosa miniserie. Ocho capítulos cuyas vías de enganche se asientan en el gusto por los detalles y unas soberbias interpretaciones. Original de Netflix, creada por Susannah Grant  y  Michael Chabon, se inspira en una historia real y en el artículo ganador del Premio Pulitzer “An Unbelievable Story of Rape”.

Una joven acusada de denuncia falsa

Creedme

Marie (Kaitlyn Dever) es una joven tutelada por servicios sociales, integrada en un programa para alcanzar plena independencia. Con un pasado repleto de adversidades y numerosas familias de acogida, es a estas alturas de su bisoña vida una superviviente. Violada por un encapuchado durante la noche, su denuncia ante la policía la va a convertir en un juguete roto.

Toda una conjunción de adversidades se van a dar cita para situarla en una tesitura endiablada. Las dudas que surgen ante su declaración proceden de una antigua madre de acogida y del detective encargado del caso. Kaitlyn Dever borda una actuación en la que trasciende la indefensión de la joven, empequeñecida frente a un implacable aparato burocrático, plasmando el poder intimidatorio de la sugestión. Llega el miedo, el temor de Marie al constatar la evidencia de que al fin de cuentas, está sola. No es una novedad para ella. Siempre lo ha estado. Y al ponernos frente a su coyuntura, su aparente fragilidad de carácter deviene en fortaleza al no derrumbarse, seguir en pie a pesar de todo.

Su sostén emotivo encuentra la salida del desistimiento, en un  dejarse llevar tras la búsqueda del olvido. Ahí radicará su condena. Acusada de denuncia falsa, de su testimonio se harán eco los medios de comunicación. ‘Creedme’ narra el escarnio público a la que es sometida, formulando un juicio de intenciones donde asoma la banalidad de la información, y el tratamiento que damos como sociedad.

Minuciosa y compleja investigación

‘Creedme’ simultanea el periplo de Marie, con la investigación que emprenden dos inspectoras interpretadas por Toni Collete y Merritt Wever, en eminente simbiosis. Al constatar un patrón común en una serie de violaciones, unirán esfuerzos a través de una meticulosa investigación. Aquí la serie abraza el género policíaco resaltando el compromiso de las autoridades, dando voz a las víctimas, en una contenida reivindicación feminista.

De las pesquisas emprendidas por estas agentes, encontrará Marie la posibilidad de alzar la cabeza. Un ajuste de cuentas que si bien llega tarde, ofrece la oportunidad de tirar hacia delante, despojándose de no pocas cadenas.

Tráiler de ‘Creedme’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.