7 películas para entender la dura posguerra española

La posguerra española fue un oscuro período de la historia de España que siguió al fin de la Guerra Civil (1936 -1939) hasta 1959, fin de la primera etapa franquista y que dio paso a una dictadura más “desarrollista” hasta la muerte de Franco. El cine, sobre el todo el español, ha intentado reflejar  dicha  etapa.

Durante este periodo de tiempo, España sufrió lo desastres de la Guerra Civil, que llevó al país a una pobreza y una represión que todavía hoy sigue abriendo heridas. Además, el país perdió a muchos de sus intelectuales que no comulgaban con el fascismo y que tuvieron que marcharse para salvar su vida.

Las películas que recomendamos intentan  servir de punto de referencia sobre el fin de la Guerra Civil Española y lo que hubo tras ella. La contienda y sus repercusiones en los primeros años del franquismo, han estado muy presentes en el cine español.

La mayoría de ellas, muchas ya recientes, muestran el horror de la guerra, la deshumanización y la violencia que trae consigo, así como la bondad o la inocencia de muchas de las personas y que sufrieron las consecuencias.

Os recomendamos 7 películas para entender la posguerra:

EL SUR (1983, Victor Erice)

El film narra la historia de Agustín, médico y zahorí, su mujer, maestra represaliada por el franquismo, y su hija Estrella, que sospecha que su padre oculta un secreto. Todos viven en un caserón llamado ‘La Gaviota’, en las afueras de una ciudad del norte de España. Erice firma una película más que sinceras y emotiva de la historia del cine español.

El viaje a ninguna parte (1986, Fernando F. Gómez)

Durante los primeros años de la posguerra, una compañía de cómicos, intentan triunfar en una época muy dura, donde el hambre reina en la zona. En este caso, el gran Fernando Fernán Gómez realiza una perfecta obra de cine de autor. Una obra tan hermosa como triste.

El laberinto del fauno (2006, Guillermo del Toro)

La película, que se basa en el año 1944 y que ganó tres Oscar, tiene como protagonista a una niña, Ofelia, que se traslada a un pequeño pueblo junto a su madre y su nuevo padrastro, un cruel capitán del ejército franquista que intentará acabar con los últimos miembros de la resistencia republicana. Imaginativa, tan fantástica como realista, y cruel.

La voz dormida (2011, Benito Zambrano)

La obra de Dulce Chacón fue llevada a la gran pantalla por Zambrano con un nivel alto. La historia, centrada en los primeros años años de la guerra, tiene como protagonista a Pepita (María León), que abandona su hogar para estar cerca de su hermana Hortensia (Inma Cuesta) que está embarazada y en prisión. Una vez en la capital, se enamora de Paulino, un republicano que sigue luchando.

Una pequeña obra de arte que refleja uno de los cientos de miles de asesinatos e injusticias que se cometieron por el bando vencedor.

Las 13 rosas (2007, Emilio Martínez-Lázaro)

Tras finalizar la contienda, un Tribunal Militar condenó a muerte a unas jóvenes por un delito que no habían cometido. Tras ello, sufrieron tortura durante sus interrogatorios y fueron encarceladas en la prisión madrileña de Ventas.  Excelentes interpretaciones y muy dura.

Surcos (1951, José Antonio Nieves)

El film de Nieves es el más antiguo que recomendamos pero que refleja de forma muy cruda lo que fueron aquellos años. La historia, basada en los años 40, se centra en una familia que abandona el campo y emigra a Madrid con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

Los girasoles ciegos (2008, José Luis Cuerda)

Cuerda se adentra en la Galicia de los años 40 y en una historia que, desgraciadamente, vivieron muchas familias. Tras los desastres de la guerra, una madre  y su hijo  mantienen las apariencias para ocultar los secretos de la familia.

¿Te interesa el tema? Hemos escrito sobre las mejores películas sobre la Guerra Civil Española: aqui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.