Roma

Doble crítica de ‘Roma’ (2018). ¿Nos gusta o no nos gusta Roma?

Crítica de ‘Roma’ (2018). Mucha tela para un traje tan pequeño

Despliegue técnico y visual el de Alfonso Cuarón en “Roma” (quizás demasiado) dentro de una minimalista, fría y en todo momento distante historia de liberación femenina que seguramente le evoque mucho más a él como creador que al espectador. Siendo sincero (y cruel) diré que Pawel Pawlikowski te hace esto mismo pero en menos de noventa minutos y sin necesidad de tanto alarde de fuerza.

Roma

La gran apuesta de Netflix

En “Roma”, la gran apuesta de Netflix para este 2018, presenciamos la vida de una familia de clase medio alta en el México de los años setenta a través de la mirada de Cléo, su empleada del hogar. Recuerdos de infancia de un Alfonso Cuarón con evidente ataque de morriña, eso es la cinta. Queda patente que habrá disfrutado mucho más él haciéndola de lo que seguramente se deleite el espectador viéndola.

Mucha forma…

“Roma” se puede y se debe analizar desde dos perspectivas, la técnica y la argumental. Aunque para mí los vicios de la primera repercuten directamente en los defectos de la segunda. Técnicamente la cinta es un portento, un alarde de poderío y maestría hecho para gozarse en una sala de cine. Lamentablemente una inmensa mayoría no tendrá ese placer. El cineasta mexicano recurre al blanco y negro, obteniendo esa belleza única y característica que tan bien sienta. También usa mucho una especie de plano secuencia estático o en versión giro de 360º, captando con mucha naturalidad y mimo por el detalle el México de principios de los setenta. Nada esta dejado al azar, aunque lo parezca. Con esta película Cuarón vuelve a dejar patente el poderoso dominio escénico de la generación de realizadores mexicanos a la que pertenece, junto con Iñárritu o del Toro.

Roma

…pero poco fondo

Argumentalmente “Roma” es demasiada tela para un traje tan pequeño. La historia es muy canija para las más de dos horas de metraje que emplea Cuarón. Yo tardé exactamente noventa minutos en conectar con ella, tiempo que el cineasta emplea para su gratuito muestrario de alardes visuales. Los tres cuartos de hora restantes de la cinta son algo más efectivos, destacando un par de momentos bastante potentes de cara a la galería. Pero aun así he de admitir que “Roma” no me ha llegado, lo siento. Cuarón narra unos hechos muy duros y demoledores, eso está claro. Pero los vicios de su realización hacen que quede muy al descubierto que narra desde la tranquilidad que da ser el hijo de clase media alta que cuenta en tercera persona lo mal que vive su empleada del hogar mientras él vive a todo tren. Para mí esa lejanía se imprime directamente en la obra perjudicándola y haciendo que presencies el espectáculo en lontananza y con la palma de la mano en la frente a modo de visera. La interpretación de Yalitza Aparicio, muy para adentro y contenida, tampoco ayuda. Una realización más rabiosa y menos preciosista le habría venido mucho mejor al producto.

Moraleja

En resumidas cuentas, aun gustándome “Roma” y pareciéndome un buen film creo que no está, ni por asomo, cerca de ser lo mejor del año. Y no solo ya eso, es que para mi no está ni entre las mejores veinte si me apuras. Y ya ni hablemos de decir que es lo mejor que ha hecho Alfonso Cuarón hasta la fecha. En fin, a ver si dejáis de vender la moto que parecéis mercachifles.

Crítica de Isaac Paskual

_______________________________________________________________________________

Crítica de ‘Roma’ (2018): Sólo trasciende aquello que escupe verdad

Roma Alfonso Cuarón

Sólo trasciende aquello que es real, que escupe verdad, que tiene ángulos y aristas, que es creíble. Y eso es lo que va a hacer ‘Roma’, trascender. Hablamos de cine en mayúsculas, cine al servicio de los recuerdos, cargado de melancolía, y cine repleto de verdad. La verdad de una infancia que el propio director vivió en sus carnes, la verdad de una cámara que el propio Alfonso Cuarón ha orquestado (también es el director de fotografía) que se pone al servicio de la historia. Una verdad tan cruda se echaba en falta en los cines (o en Netflix en este particular caso).

Recuerdos de infancia

Alfonso Cuarón, después del ejercicio brutal de ‘Gravity’, pone los pies en la tierra, concretamente en la de su nacimiento, en Ciudad de México y en la colonia Roma.

Allí maduran y crecen sus recuerdos de infancia a través de la historia de Cleo, una joven sirvienta de una familia de clase media-alta. Ella es la que conduce todo el torrente de sentimientos y a través de sus ojos vemos los avatares de los primeros años de la década de los 70 marcados por un contexto político complicado.

Cuando uno se sienta a visionar una cinta tan premiada y precedida de tantos edulcorantes y halagos lo hace con cautela, con miedo, y con más exigencia de lo habitual. Pero sólo hace falta ver su arranque para darnos cuenta que no nos encontramos ante una película al uso. Cuarón habla de su infancia, de lo que conoce, y eso se filtra por cada poro de la obra. Nos encontramos con algo profundo, visceral y sincero. Un viaje lleno de alegría, tristeza, frustración, dolor, amor, … lleno de vida.  Independientemente de que seamos mexicanos, australianos, o uzbekos es imposible no verte reflejado en el espejo de ‘Roma’.

Todas las mujeres del mundo están en la colonia Roma

Roma Netflix

¿Y las mujeres de la vida de Cuarón? Todas ellas están omnipresentes. Ellas son el epicentro de su verdad, y todas las mujeres del mundo cobran, de una manera u otra, sentido dentro de la misma. Sin duda, Cleo, a la que interpreta de manera excepcional Yalitza Aparicio, es el motor narrativo, es la brújula y el faro de la familia. Sin dar más detalles, un abrazo (más bien “el abrazo”) pasará a la historia del cine por condensar tanto, un gesto que vale más que mil palabras. Si Cleo sufre, sólo sufre ella; si la familia sufre, también sufre ella.  Y cuando hay algún problema todos se aferran a ella como a un clavo ardiendo. En un momento de la cinta, la señora de la casa, destrozada, le clama. “Estamos solas”. Esa soledad es la que rezuma las más de dos horas de metraje. Una soledad infecta que las convierte, a ambas, en mujeres más fuertes, vulnerables pero indestructibles. Sin duda, nos encontramos ante un homenaje a esas mujeres que, todos y cada uno de nosotros, podemos poner nombre y cara.

La cámara, al servicio de la historia

‘Roma’ es una creación impecable a todos los niveles, pero sobre todo en el técnico. A diferencia de la cámara de ‘Gravity’ – invasiva, agresiva y palpable en cada plano-, nos encontramos, en esta ocasión, con todo lo contrario. La sencillez, la pausa, los planos generales de una cámara que parece esconderse para no ser vista, la necesidad de que el espectador se adentre en la lectura de la propia escena, … todo suma y todo está al servicio de la historia. Incluso alardea como siempre de su maravilloso uso del plano secuencia. Imposible olvidar su cinta ‘Hijos de los hombres’ y esa sangre que hasta salpicaba el objetivo en uno de los planos secuencias más recordados de la historia reciente del séptimo arte. Seguro que su uso del lenguaje cinematográfico en ‘Roma’ se pondrá como ejemplo y se estudiará en las escuelas audiovisuales.

Hay cintas que pasan por la historia del cine sin pena ni gloria, mero pan y circo, carentes de alma, arrastradas por sus fines comerciales, con actores que las aniquilan, … Éste no es el caso. El fin último del ser humano, desde que tenemos uso de razón, es pasar a la historia, o lo que es lo mismo, trascender. Alfonso Cuarón lo ha conseguido.

Crítica de Daniel Calvo

_______________________________________________________________________________

Y tú, ¿eres de los que le ha gustado ‘Roma’ o de los que no?

 

3 Respuestas a “Doble crítica de ‘Roma’ (2018). ¿Nos gusta o no nos gusta Roma?”

  1. “Seguro que su uso del lenguaje cinematográfico en ‘Roma’ se pondrá como ejemplo y se estudiará en las escuelas audiovisuales” ¡¡NO, POR PIEDAD, NO , POR FAVOR , NO MÁS BODRIOS SOBREINFLADOS!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *