Adam

Crítica de ‘Adam’ (2019). Mujeres valientes

Maryam Touzani regresa a Casablanca para debutar tras las cámaras con ‘Adam’, película sobre la que vuelca una visión grisácea de Marruecos, no exenta de pesimismo. Las peculiaridadades de un país que se debate entre el acercamiento a occidente y el arraigo a tradiciones sumidas en la rigidez religiosa, ya se mostraron en ‘Razzia’ (2017), dónde además de ejercitarse como guionista interpretaba el papel principal.

Aquí presenta a una mujer (Nisrine Erradi) en avanzado estado de gestación, recorriendo callejuelas comerciales en busca de trabajo. Pide poco más de cobijo a cambio. Su suerte cambiará cuando toque la puerta de Abla (Lubna Azabal), que regenta una pastelería en su propia casa. Vive sola junto a una hija de corta edad, matando los días entre trabajo de cara al público y en el interior de su hogar, volcada en los estudios de su pequeña. Reacia en principio a acogerla, el insomnio que le produce contemplar a una embarazada tirada en la calle, le llevará a ofrecerle su casa.

Modesto acercamiento a lo difícil de ser mujer en Marruecos

Adam

Lubna Azabal da vida a un personaje complejo: de trato distante, ariscas maneras y rostro impenetrable; esconde un interior bondadoso, capaz de empatizar con la aflicción ajena. Un Caballo de Troya a partir del cuál Touzani se acerca al difícil empoderamiento de la mujer musulmana. Enrolla los males que asolan a las protagonistas tanto como el rziza que ambas despachan a los clientes. No los explicita del todo, deja aspectos cruciales en el limbo.

Sin demasiadas ambiciones y espartanas formas, muestra con delicadeza el calvario de una mujer que huye del estigma de ser madre fuera del matrimonio. Azabal y Erradi llenan la pantalla en actuaciones comedidas, aportando un tono entrañable, con el primario sentimiento del afecto como refugio ante situaciones desgarradoras. Sin estar frente a una propuesta particularmente original, gana terreno como retrato intimista de unas vidas arrolladas por el entorno, el qué dirán y no vaya a ser qué …

En una partida ardua de ganar, ‘Adam’ no le pierde la cara a la esperanza, tampoco a la cruda realidad que se cierne sobre aquellas latitudes.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Adam’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.