Carolina Yuste Goya

Entrevista a Carolina Yuste, ganadora del premio Goya

El pasado dos de febrero se celebraba la 33ª edición de la gala de los Goya en Sevilla. En ella, una de las triunfadoras de la noche fue Carolina Yuste, la cual fue nominada al goya a mejor actriz de reparto por su papel de Paqui en la película, ‘Carmen y Lola’, y terminó llevándoselo. Con Carolina hemos hablado de su premio y lo que significa, de ‘Carmen y Lola’, de sus planes de futuro y de alguna que otra cosa más. Te dejamos la entrevista a Carolina Yuste y te invitamos a que te suscribas a nuestro podcast, ‘Las Charlas de Rock and Films’, si todavía no lo has hecho.

Entrevista a Carolina Yuste

P.  ¿Qué sentiste cuando te dijeron que estabas nominada al premio?

R. Pues mira, cuando me dijeron que estaba nominada creo que estuve como cerca de 24 horas esperando una llamada de alguien que me dijese que se habían equivocado (risas). Pero luego ya, en realidad ha pasado como un mes y pico o así, un poco que no te lo terminas de creer. La primera peli, primera nominación, es como muy fuerte. Pero muy contenta porque al final pues son la gente de la academia, que son compañeros y compañeras de la profesión, y que hayan reconocido el trabajo pues es un premio increíble. Ya la nominación fue un premio, estando además con las compañeras de categoría que estaba, y luego ya que me lo diesen fue como… ¿Qué? (risas).

P.  ¿A quién llamaste para contárselo primero?

R. A mi padre. Yo fui a la gala con mi madre, mis representantes y mis amigos, que fui muy acompañadita; pero por teléfono la primera persona con la que hablé fue con mi padre.

P.  ¿Esperabais tan buenas reacciones de la crítica?

R. Pues la verdad es que yo sí que tenía una ligera sospecha de que, cuando leí el guión, la peli iba a funcionar, pero ni de lejos, ni en mis mejores sueños, creía que hasta este punto. Ósea, ya la primera noticia de que la peli se iba a proyectar en Cannes fue como…hola, ¿qué tal?; y luego todo lo que ha ido pasando. Yo he tenido la gran suerte de ir a Marruecos a presentarla a un festival de cine de mujeres allí, que además nos llevamos allí el premio del público, ósea, estamos hablando de un país en el que los derechos LGTBI no existen, y llevarse el premio del público ahí es como un mazazo en la cara a lo que está pasando realmente en el mundo. Luego también estuvo en el festival LGTBI de Extremadura, en el FanCine, y estuve en Almendralejo…Ósea, que la peli ha recorrido muchos espacios, desde lugares muy grandes hasta sitios más chiquitos, pero ese es el gran triunfo para mí de ‘Carmen y Lola’. Y gracias a todo esto que ha pasado con los Goya, se ha vuelto a reponer en muchos cines, que al final es de lo que va la cosa, de que la gente vea la película, que le llegue y que le mueva.

P.  ¿No echaste de menos a ‘Quién te cantará’ entre las nominadas a mejor película?

R. Sí. A mí ‘Quién te cantará’ me pareció un peliculón. Yo recuerdo verla en el estreno, que le hicieron aquí en Madrid, y a mí me dio un Stendhal fuerte. La belleza de la película me parece extrema bajo mi punto de vista. Pero claro, luego esto de las nominaciones son tan subjetivas, la gente vota con respecto a su criterio, y es que son muchas películas y muchas películas muy buenas. Petra por ejemplo, que es una peli increíble, tampoco ha tenido ninguna nominación. Pero claro, es que son tantas, y este año además se han hecho tantas buenas películas, que nunca sabes. Por eso también la gran sorpresa que nos llevamos con las ocho nominaciones de ‘Carmen y Lola’, porque el resto de película también eran gigantes.

P.  ¿Arantxa o Carlos?

R. A ver, es que yo he trabajado más con Arantxa. En realidad yo en ‘Quién te cantará’…ósea, yo la próxima peli de Carlos quiero hacerla, quiero trabajar más con él, pero es cierto que yo con Arantxa he vivido todo el proceso: desde el inicio del proceso de casting, hasta esta mañana misma que me ha enviado un whatsapp. Entonces, la relación es otra y por supuesto, el viaje con la peli y el proyecto ha sido mucho más…hemos estado mucho más conectadas todo el rato. Y además viva Arantxa, que lleva toda la vida en la profesión, pero hasta los 50 no ha podido hacer una película, ósea que yo a sus pies. Y entregando todo su corazón a esta historia.

P.  ¿Eras la única actriz profesional, no?

R. Sí, del reparto así de los más protas, digamos que sí. Luego sí que está Sandra, que ella es la vecina, y que ella sí que lleva muchos años en teatro y Carmina África, que hace de pastora, también es actriz. Pero digamos que sí, de los cinco, seis o siete que estamos ahí todo el rato, sí.

P.  ¿Cómo ha sido trabajar con el resto de tus compañeros/as los cuales no eran actores?

R. Pues ha sido muy bonito, muy hermoso, porque desde el principio ellos se entregaron a full con la historia y muy guay, porque poco a poco yo fui conociéndoles y sabía más o menos qué cositas les podía ir diciendo a cada uno, en qué les podía ayudar. Y junto con Arantxa que me comentaba, “¿cómo podemos hacer esto?” o, “¿me ayudas con esto?”, entonces muy bien. Y luego es que son tan buenos…es gente que dices, “¿pero cómo no habías actuado tú?, si es que eres buenísimo”. Nos pasaba con Moreno, que decíamos, “pero este señor ha nacido para ser actor” o Rafaela, que tiene esas secuencias magistrales de cuando descubre la carta y le dice a su hija, por favor dime que es mentira, que yo le decía a Rafaela, “¿pero cómo lo haces?”. Porque ella me decía, “espera un momento”, se concentraba y se ponía a llorar y le decía, “¿pero cómo lo haces?”, y me decía, “es que yo pienso las cosas tristes que sé de mi vida”. Es que han sido muy listos y muy inteligentes, sabían cómo se hacía, cómo tenían que actuar para encarnar a ese personaje.

P.  La tensión que se vive en algunas escenas de la película, ¿se siente también en el rodaje?

R. Sí, yo recuerdo la escena de la carta, cuando Rafaela abre la carta, que después de hacer el plano yo iba y abrazaba a Rafaela y Rafaela lloraba porque claro, si al final te comprometes con lo que está pasando y juegas desde esa profundidad, no es tan fácil quitárselo. Luego decíamos, venga, vamos a tomarnos unas cervecitas y nos relajamos un poco (risas). Pero sí, yo recuerdo que hubo momentos en los que…precisamente en esa secuencia, en la secuencia de la carta que estábamos todos viéndolo en combo, estábamos todos llorando, estábamos sintiendo a Rafaela y llorábamos fuera.

P.  ¿Cómo viviste el momento de arrancarte a cantar?

R. Pues a mí me daba mucha vergüenza, la verdad, en el momento, porque yo allí, rodeada de tanta gente que no pueden tener más arte. De repente Arantxa me dice, “venga, ahora canta”…pero sí, a mí me encanta, yo me vuelvo loca. De hecho en la función que estoy haciendo ahora de teatro, también canto una canción en flamenco y a mí me fascina.

P.  ¿Alguna vez se te ha pasado por la cabeza lo de dedicarte a la música?

R. Hay una frase que siempre decía una amiga mía que es, “yo sería cantante si no fuera por la voz” (risas). A mí me gusta y disfruto mucho y tal, pero no creo que tenga el suficiente instrumento como para poder dedicarme a eso profesionalmente. Es verdad que me encanta y también que creo que con la música y cantando también, es un canal de comunicación muy profundo, pero no. Me gusta lo que estoy haciendo, porque tengo proyectos de interpretación en los que el personaje canta o canta en una canción, eso sí me gusta. Y me encantaría montar un grupo también, pero bueno, paso a paso.

P.  ¿Cuál es tu ambiente preferido, cine, teatro o televisión?

R. Es que son muy diferentes, la verdad. Yo creo que al final siempre depende un poco del proyecto en sí y no tanto del medio. Ósea que el proyecto te llegue, confíes en él y demás. A mí el teatro es una cosa que me vuelve tremendamente loca, porque estás aquí con el público cerquita, cada función es una cosa. Y luego el cine es otro medio que también me…estás un mes, dos meses de rodaje con todo el cuidado y toda la atención puesta ahí y luego eso se queda, se queda ahí y también llega a muchísima más gente. Entonces yo creo que depende siempre del proyecto.

P.  Estás trabajando en la obra de teatro, ‘Suaves’, ¿nos cuentas un poco de qué va?

R. Pues mira, como para poneros en contexto. Son una madre perro, su hija y su padre que es de azúcar y la madre se lo come. ¿Qué tal? (risas). Pues ese es el punto de inicio. Pero bueno, al final es una relación de madre e hija, de esa mujer que no quería ser madre pero lo fue porque no le quedó otra y esa hija que quiere que su madre la quiera y que quiere parecerse a ella, y en un momento dado pues hay un destete que todos hemos tenido con nuestras madres. Llega un punto en el que hay que soltar la cuerda y hacerse un ser independiente. Entonces, todo eso dentro de estos símbolos que crea Gon y ese lenguaje más fuerte y poético, pero que al final yo creo que conecta con todo el mundo porque al final es lo que es, una relación madre hija y punto.

P.  ¿Aparte de Suaves estás metida en algún proyecto más, presente o futuro?

R. Pues mira, estoy en una gira de ‘Hablar por hablar’ que, ayer me enteré o antes de ayer, que vamos a Navalmoral de la Mata con la función. Y es una función que está basada en el programa de radio que había en La Ser, que ha estado 27 años, y que dirige Fernando Sánchez Cabezudo, y somos cinco actores que hacemos como entre 28 y 30 personajes, y tiene que ver con eso, con las historias de la radio, la gente, la soledad de la gente que llama a las dos de la mañana para que haya alguna voz que les escuche y que les apoye y les quiera. Al final todos queremos que nos quieran, si al final va todo de los mismo (risas). Por mucha historia diferente, al final es, “por favor que alguien me quiera” (risas).

Película, banda y ¿cerveza?

P.  Película favorita: 

R. Aparte de ‘Carmen y Lola’ (risas), ‘Entre dos aguas’.

P.  Banda favorita: 

R. Mucho flamenco, ‘Estrella Morente’, ‘Niña Pastori’, ‘Camarón’.

P.  ¿Cerveza?:

R. Sí, por supuesto.

¿Algo más Carolina?

R. Pues sí mira, que lo acabo de pensar. Cuando me has preguntado lo de proyecto de cine a la vista, tengo un proyecto con una directora amiga mía con la que llevo muchos años trabajando y haciendo cortos, que se llama ‘La Playa vacía’, y estamos en proyecto de que lo coja una productora y que nos echen un cable porque al final necesitamos dinero, lo que viene necesitando la gente para hacer películas (risas). Pero es una peli preciosa, que es un viaje, es una road movie por todo el Mediterráneo, que creo que es desde Valencia hasta Gibraltar, que además mmi familia materna es de La Línea (de la Concepción) de San Roque, ósea que de maravilla. Y bueno es un proyecto que es más a largo plazo, que estamos ahí en fase embrionaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.