Leaving neverland documental michael jackson

Crítica ‘Leaving Neverland’ (2019). ¿Qué hacemos con Michael Jackson?

Dan Reed, el director de este polémico documental, produce con HBO una pieza de cuatros horas de duración que, desde luego, es imposible que deje indiferente a nadie. El cartel del documental avisa, “Hard to watch, tougher to ignore, impossible to forget.”

Difícil de ver

Es importante entender que ‘Leaving Neverland’ no es un juicio a Michael Jackson, la finalidad del documental no es demostrar si Michael era un abusador o no. El documental funciona como un documental de bustos parlantes, así se define este tipo de piezas, donde los protagonistas, ayer niños y hoy adultos, cuentan con todo lujo de detalles cómo funcionaba su relación con Michael Jackson que comenzó cuando tenían 7 y 10 años.

El documental comienza con el testimonio de Wade diciendo “Michael fue una de las personas más amables y cariñosas que he conocido, me ayudó muchísimo con mi carrera. Y también abusó sexualmente de mí.”

Documental Leaving Neverland
Michael Jackson y Wade Robson

La sensación de incomodidad y horror es inmediata, pero no puedes apartar la vista de la pantalla. El documental es de una potencia visual y narrativa abrumadora. Los testimonios de por sí son cautivadores, pero además van acompañados de una cantidad inmensa de imágenes de archivo, planos aéreos del Rancho Neverland e incluso muestran los faxes que Michael intercambiaba con los niños.

La cantidad de fotos y vídeos mostrados de los niños en el Neverland subrayan casi cada palabra que vamos escuchando a los protagonistas. Es terrorífico.

Más difícil aún de ignorar

Lo esencial no son los testimonios sobre cómo sucedieron los abusos, sino entender cómo la mayor estrella mundial del momento seducía a un niño y a su familia, hasta el punto de que para esos niños no existía realidad más allá de Michael Jackson. Cómo aislaba a esos niños, ver cómo se enamoraban de él. Cómo hablan de él sin ira ni rencor, más bien como el que habla de su primer amor.

No sabemos, hoy en día si Michael Jackson era un abusador sexual, pero lo que deja claro este documental es que sí era un depredador. Implacable. Cauto. Tierno.

Esa es la imagen de Michael Jackson que muestra ‘Leaving Neverland’ que hasta ahora había sido camuflada.

La dureza de las imágenes y testimonios que se van mostrando a lo largo del documental han generado tanta controversia que incluso ha aparecido una cuenta en twitter (@NeverlandFacts) con más de 1.100 tweets en apenas dos meses tratando de desmentir todas las acusaciones contra Michael Jackson y poniendo en duda la veracidad de los testimonios del documental.

Imposible de olvidar

Cuesta imaginar qué o quién es el responsable de que estas personas hayan decidido ahora hablar sobre lo que pasó, cuando recordemos que ambos testificaron en el primer juicio contra Michael a su favor, desmintiendo que ellos sufrieran abusos. Durante las tres primeras horas exploras ese lado oscuro de Michael Jackson, los procesos psicológicos que viven esos niños hasta que llegan a la edad adulta, el sufrimiento de las familias al saber la verdad. Y de repente, llega la última hora de documental y entiendes el por qué.

Ahora son padres

No eran capaces de ver qué había de malo en lo que hacían con Michael. Los trababa bien, siempre con cariño. Se sentían especiales. Pero es abrumador cuando piensas en que eso puede pasarle a tu hijo.

Por eso este documental es absolutamente necesario, porque si con ello empuja a más gente a no quedarse callada cuando sufra situaciones y abusos como este habrá merecido la pena. Aunque te deje devastado después de verlo.

Imagen del documental Leaving Neverland
Wade Robson, Dan Reed y James Safechuck

Al comenzar el documental me preguntaba, “si todo esto es cierto, ¿qué hacemos con el legado artístico de Michael Jackson?”

Bien. Pues siento decepcionaros porque sigo sin saber la respuesta

¿Qué opináis vosotros? ¡Os leemos en los comentarios!

 

 

Una respuesta a “Crítica ‘Leaving Neverland’ (2019). ¿Qué hacemos con Michael Jackson?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arriba