Hala

Crítica de ‘Hala’ (2019). Soltando lastre

‘Hala’ es el nombre de una adolescente (Geraldine Viswanathan), protagonista de la segunda película como directora de Minhal Baig. Si en su opera prima ‘1 Night’ pisaba los terrenos de la comedia ligera, su segundo trabajo adquiere un tono más reivindicativo al asomarse al cine social. La cinta se acaba de estrenar en Apple TV+, nuevo servicio de vídeo en streaming del gigante americano.

Una joven musulmana se enfrenta a rígidas tradiciones

Hala

Hala vive en Chicago, aunque sus orígenes son paquistaníes. Buena estudiante, brillante, responsable, sus progenitores apenas si pueden disimular el orgullo de tener una hija con tales condiciones. El deseo, en este caso el sexual, va a actuar como elemento distorsionador del multiculturalismo, sentando las bases de su derrota, de su naufragio. Comunidades cerradas en sí mismas, enrocadas en la continuación de viejas tradiciones, se enfrentan en occidente al mismo problema: la ansias de libertad.

En pleno despertar sexual, esta joven va a vivir sus primeros escarceos amorosos con un compañero de clase, con el que comparte afición por el skateboard y la poesía. Cuando Hala descubra la doble moral que impera en su propio entorno, formulará a su padre una pregunta retórica hacia los sentimientos que la unen a su madre: ”¿La amas?”. ”El matrimonio es algo más que eso”, responde el padre. Que ante tan nimio interrogante, la contestación no se canalice a través de un monosílabo, abre paso al núcleo gordiano de la historia: el matrimonio concertado. Costumbre familiar al que Hala parece destinada.

En su parte final, la cinta pierde fuelle

Hala

En su último tercio la película se viene abajo. Baig no logra finiquitarla con hondura. Cierta transformación padecida por algunos personajes, casi una metamorfosis, me resulta forzada. La veo poco creíble. Sí que llega el desamparo, el hundimiento anímico de una joven enfrentada a tesituras crueles. Los diálogos, pese a cierta petulancia en la búsqueda del lirismo, poseen fuerza expresiva.

En una escena de ‘Parque Jurásico’ (Steven Spielberg), mientras el multimillonario John Hammond explica cómo ha realizado su sueño, el científico que interpreta Jeff Goldblum le espeta: ”la vida se abre camino”. Lo mismo podríamos decir de la libertad. Aunque cueste.

Tráiler de ‘Hala’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.