Fragmentos de una mujer

Crítica de ‘Fragmentos de una mujer’ (2020). Gestionar el duelo

Los primeros minutos de ‘Fragmentos de una mujer’, producción original de Netflix dirigida por Kornél Mundruczó, imponen a su protagonista una enorme exigencia. Vanessa Kirby, reluciente y despampanante, no defrauda en semejante propósito. Junto a Shia LaBeouf forma una pareja que espera en casa, con los nervios de rigor, el nacimiento de su primer hijo. No quieren ir al hospital. El deseo expreso de la madre es dar a luz en su hogar.

Contando con la única asistencia de una comadrona el parto se complica. Con escasos segundos de vida la pequeña deja de respirar. La posterior asistencia de los servicios de urgencias no pueden hacer nada por salvarle la vida. Son secuencias conmovedoras, tratadas con sutileza. Lo consigue gracias a una actriz que ejecuta el mejor papel de su carrera y una cámara buscando con ahínco encuadres que realzan la expresividad. Un inicio fulgurante que Mundruczó no es capaz de sostener durante el resto del metraje.

Sólido drama. Muy bien interpretado

Fragmentos de una mujer

La pantalla pide la presencia constante de Vanessa Kirby. Tengo la impresión que sus potencialidades no han sido exprimidas al máximo. Que podía haber dado más. Tras la pérdida del bebé la cinta dibuja la gestión del duelo a partir de actitudes bien diferenciadas. La madre intenta pasar página desde el recogimiento interior, llevando su calvario por dentro, sin hacer ruido. Las del padre y la abuela materna (Ellen Burstyn) van en dirección contraria. Buscan la asunción de responsabilidades, denunciando a la matrona que asistió al parto.

Son comportamientos irreconciliables que llevan las relaciones al límite, quizá a un punto sin retorno. ‘Fragmentos de una mujer’ muestra una joven ahogada por el entorno. Asfixiada por una madre aficionada a imponer su voluntad. Tirar lastre, mirar a la cara de los demás y decir ”basta”, emerge como medio para seguir adelante. Kirby y Burstyn sostienen un tira y afloja marcado por los silencios de la primera, que alcanza su cénit en un brillante plano contraplano de ambas ante el tribunal, elevando la tensión de un notable y complejo drama.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Fragmentos de una mujer’

Una respuesta a “Crítica de ‘Fragmentos de una mujer’ (2020). Gestionar el duelo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *