Fátima

Crítica de ‘Fátima’ (2020). ¿Milagro?

‘Fátima’, última película del director italiano Marco Pontecorvo, se acerca al mundo de la religión, las creencias y la fe, a partir de unos hechos reales acontecidos en el Portugal de 1917. Tres niños de corta edad (la mayor apenas cuenta con diez años) aseguran que se les aparece la virgen en Fátima. Un suceso que corre como la pólvora llevando tras de sí a legión de feligreses, escoltando a estas criaturas en sus supuestas revelaciones.

La cinta se sostiene gracias al excepcional trabajo de la niña protagonista (Stephanie Gil). Siempre contemplativa, sus miradas saben transmitir ilusión, esperanza, desengaño, también la pesada carga que ha caído sobre sus hombros. La dicotomía entre razón y fe aparece en la propuesta con formas poco elaboradas. Apenas unos brochazos con los que transitar de puntillas. Y aunque Pontecorvo toma partido, una narración lineal le permite no aparecer como maniqueo o doctrinario.

Escenografía del montón.  Para nada brillante

Fátima

El anticlericalismo consustancial a la primera República portuguesa, la incomodidad de las autoridades eclesiásticas y los desengaños de la Gran Guerra (la lista de fallecidos que el alcalde recita periódicamente ante unos familiares rotos pesa como una losa) conforman un contexto socio político apasionante. Sin embargo, Pontecorvo lo reduce a un tira y afloja de poderes fácticos con unas criaturas en la diana. Sus maneras no me desagradan y huye del efectismo, pero me quedo a medias. ‘Fátima’ exhibe una religiosidad penitente, redentora, apelando al sacrificio, que hunde sus raíces en el carácter católico tan propio de lo Ibérico, para bien y para mal sin el barniz modernizador de la Reforma.

Habiéndose su creador desempeñado largo tiempo como director de fotografía, sorprende una puesta en escena, si bien pulcra, en ningún caso destacada. Es plausible que los devotos del lugar queden decepcionados frente a una cámara rácana a la hora de enfatizar y adornar los momentos de mayor intensidad dramática. Esos dirigidos a un espectador proclive y receptivo a lo que te están contando. Si ahí la cinta se muestra fría,  por lo demás se deja ver merced a su vocación realista.

Los senderos de la fe son inescrutables.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Fátima’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.