Perry Mason

Crítica de ‘Perry Mason’ (2020). Un Mason irreconocible

Rescatar de la memoria a Perry Mason, mítico abogado criminalista que alumbrara para sus novelas Erle Stanley Gardner, no es tarea trivial. En la televisión ha quedado ligado al rostro de Raymond Burr, merced a una serie que se alargó 271 episodios más decenas de telefilmes. Brillante, audaz, siempre comprometido, sus interrogatorios incisivos en busca de la verdad otorgaron a la abogacía un aura de idealismo. El ‘Perry Mason’ que presenta HBO en esta miniserie de 8 episodios es más joven. Lo interpreta Matthew Rhys.

Los Ángeles, años 30, Mason es un detective que se desempeña en trabajillos de escaso lustre, no desdeña una copa y las mujeres le pierden. De aspecto desaliñado, barba de tres días y atormentado por su participación en la Gran Guerra, su caracterización busca despojarlo de cualquier excelencia. Veo un Mason terrenal, que se confunde con esa América post crack del 29. El secuestro y posterior asesinato de un recién nacido, le sitúa ante la oportunidad de lanzar su carrera profesional, y quién sabe si despojarse también de sus propios demonios interiores.

Producto destacado, decepciona a los fans de Mason

Perry Mason

Se perfila un policíaco lóbrego, en una ciudad donde sus cimientos albergan grietas económicas, éticas, morales, y surgen enfermizas relaciones humanas. Nuestro protagonista, magnífico Matthew Rhys, las gestiona como buenamente puede. De gestualidad austera, es un detective digno para los tiempos que le han tocado vivir. Con una escenografía magnífica, el tributo al cine negro está servido. Maneja los elementos sustantivos del género con elegancia. Hasta la suciedad presente en algunos encuadres parece puesta ahí adrede, dando un toque sombrío que se incorpora a la historia con naturalidad.

Habiendo construido un producto aseado, patina al emplear la figura de Perry Mason sólo como reclamo. No me extrañaría que los fans del abogado más famoso de Estados Unidos salgan decepcionados y les invada la ingrata sensación de haber contemplado un trampantojo. No reconozco al abogado de encendido verbo capaz de cambiar el destino de un juicio. Al Mason de HBO sólo le queda el nombre.

Lástima.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Perry Mason’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *