Imagenes de la Movida

¡Qué Movida!

Españoles: Franco ha muerto.

Miles de jóvenes han llegado hasta aquí gracias a unas políticas de natalidad ultracatólicas, no se cabe en ningún sitio, y la ropa la heredas de tus hermanos. Las nuevas libertades de mercado abren paso a un amplio abanico de nuevos productos, chaquetas de cuero, pelucas, medias de rejilla…

Este mundo es como el cerebro, siempre se desarrolla más un hemisferio, la gente lee libros antes prohibidos, la vida nocturna “underground” consume cocaína y heroína; y es por eso, por lo que hoy muchos, no están aquí.  Mientras el punk representaba la moda contracultural, subversiva e ilegal, la Movida Madrileña se desvió al yé-yé.

La Movida Madrileña

En 1980 se prepara el concierto en homenaje a “Canito”, fallecido cantante y batería de Tos.

Fue gratuito, difundido por las diferentes radios que jugarían un papel fundamental para el desarrollo de este género y retransmitido por la 2 de TVE, en el programa ‘Popgrama’. Este hecho, fue una de las primeras piedras de esta Movida Madrileña; dejaron aparecer a Mermelada, Alaska y los Pegamoide, Nacha Pop y algunos más bastante parecidos.

Un año después vuelven a juntarse con ayuda una vez más de los universitarios madrileños, en el concierto de Primavera, consolidándose como nueva ola, sin crowdfunding, con financiación política.

Los fanzines fueron la vía literaria de difusión, las octavillas y los panfletos de la revolución, de la burguesa y de la de siempre también. La Pluma eléctrica, Licantropía, Rockocó, o más tarde Garageland, son algunos ejemplos de movimiento literario.

Y todas estas personas desempleadas en el arte tendrían que ir algún lado, al menos cuando lloviera, locales emblemáticos de la capital española como El pentagrama, La vía Láctea o Rock-Ola pudieron ver cantar y vomitar a tantas bandas y públicos al unísono.

Primeramente, antes de nada, se intentó con el punk, La Banda Trapera en Cataluña, y poco más tarde Kaka de Luxe en Madrid, sin olvidar a Ramoncín, aunque si te olvidas tampoco pasa nada. En el País Vasco y Galicia apostaron por sonidos más distorsionados, profundizando en un radicalismo que se sujetaba sobre agujas y papelas mal dobladas. Eskorbuto, Cicatriz, M.C.D., La Polla Records, Vulples, o Siniestro total y Os Resentidos, son algunos de los representantes del antagonismo a la Movida Madrileña.

Alguien, lo llamó Movida Viguesa, con Golpes Bajos o Aerolíneas Federales entre otros. En Valencia, lo mismo, pero “valenciana”, Los Inhumanos, o Presuntos Implicados de origen murciano, sonaron hasta que “La Ruta del Bakalao” se los llevó a todos a una rave. Volverían diez años después pero ya era tarde.

En teoría, y en realidad, ocasionaron las primeras manifestaciones artísticas después de la dictadura. España por fin era libre, pero con senadores franquistas, algunos ya volados por los aires. La apariencia importa, y más si eres el nuevo entre los que son lo más. Libertad pop, estoy enamorándome siempre de jóvenes artistas que mueren jóvenes, estoy muriendo en plenitud de condiciones, en igualdad numérica, 27.

Voy a colgar posters, de gente que luego anuncie bancos y coches, salvaje y domesticado, un chollo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *