Crítica de ‘Veneciafrenia’ (2021). El turismo, qué pésimo invento

Tras su puesta de largo en el pasado Festival de Sitges al fin aterriza en nuestros cines ‘Veneciafrenia’, último trabajo de Álex de la Iglesia. El 21 de noviembre de 2021 era su fecha de estreno original, tras lucir palmito en el certamen de cine fantástico y de terror barcelonés. Pero una anómala acumulación de cine afín al género por aquellas fechas hizo que se trasplantara su debut al 22 de abril de 2022. Una lenta y tortuosa agonía para el devoto, de prácticamente cinco meses, que al fin termina con la llegada a salas de este giallo-slasher del bilbaíno. Una cinta sobre la turismofobia que he disfrutado cual rata veneciana en plena ola de peste bubónica.

‘Veneciafrenia’: primer disparo del revolver The Fear Collection

‘Veneciafrenia’ supone además la puesta de largo del sello The Fear Collection. Sorpresiva alianza entre Pokeepsie Films, la productora del propio de la Iglesia y Carolina Bang, con Sony Pictures y Amazon Prime Video para sacar adelante propuestas de terror. Un movimiento similar al que ya protagonizará la Filmax de Julio Fernández allá por principios de los dosmil con el sello Fantastic Factory. Un paraguas breve pero intenso que, a lo largo de siete años amparó cintas de género firmadas por tótems internacionales del horror como Brian Yuzna o Stuart Gordon, y que sirvió también para foguear talentos patrios como los de Jaume Balagueró o Paco Plaza.

Tras ‘Veneciafrenia’ ya se ha confirmado al propio Balagueró como firmante del segundo disparo de The Fear Collection. Lo hará con un film titulado ‘Venus’, que estará protagonizado, entre otros, por Ester Expósito. Y a partir de ahí, deseosos de ver qué sorpresas nos depara. Aunque, si todas son tan agradables como la que hoy nos va a ocupar, no hay nada de qué preocuparse.

El turismo, qué pésimo invento

Un grupo de españoles desembarcan en Venecia deseosos de disfrutar de unos días de relax, ajenos al turbulento momento que vive la ciudad italiana. Los oriundos del lugar han iniciado, por su cuenta y riesgo, una guerra contra los turistas en general, y los gargantuescos cruceros en los que llegan en particular. Y es que para ellos el turismo se ha convertido en la gran plaga del siglo XXI. Una calamitosa marabunta que, equiparada de alguna manera con las ratas y la epidemia de peste bubónica que asoló Europa durante el siglo XIV, arrasa indiscriminadamente con todo y con todos.

Con ese caldeado ambiente en el hilo musical llegan a Venecia: Isa, Susana, Arantza, Javi y José; cinco amigos dispuestos a comerse cada canal de la ciudad. Aunque quizás sea la propia Venecia y su empalagoso barroquismo quien los acabe devorando a ellos, un poco en la línea de films como el díptico de Eli Roth ‘Hostel’. Una organización secreta está liquidando turistas, y nuestro póker de inconscientes amigos coloca la cabeza, sin pretenderlo, en la diana de estos sujetos que, amparados por el anonimato y el misticismo que genera la iconografía veneciana, está imponiendo la ley del miedo en el lugar.

Así desarrolla Álex de la Iglesia ‘Veneciafrenia’, cinta a medio camino entre el slasher y el giallo protagonizada por una mezcla entre rookies y sophomores del cine del bilbaíno. En el primer bando tenemos a Ingrid García-Jonsson, Silvia Alonso, Goize Blanco o Enrico Lo Verso. En el segundo aparecen viejos conocidos de su obra como Cosimo Fusco, visto en la primera temporada de la catedralicia ’30 monedas’, o Armando De Razza, que ya coincidiera con el realizador en la no menos catedralicia ‘El día de la bestia’ (1995).

A vueltas con el ADN de ‘Veneciafrenia’, Vol. 1

Como ya se ha dicho ‘Veneciafrenia’ es un híbrido entre giallo y slasher, dos de los más característicos subgéneros del cine de terror. Quiero defender que hay más tanto por ciento de lo primero que de lo segundo, aunque seguidamente me topo de bruces con argumentos suficientes como para desestimar tal afirmación y opinar lo contrario. Y es que al final hay una cosa que nunca me termina de quedar del todo clara: si la película es un velado homenaje a dichos subgéneros o si, por el contrario, Álex simplemente agarra algunos de sus estilemas más importantes para luego sacar adelante algo que poco o nada tiene que ver con ellos.

Tenemos psicokillers enmascarados, inocentes jovencitos en apuros, y hasta una scream queen en toda regla en la figura de Ingrid García-Jonsson. Queda claro entonces que hay en ‘Veneciafrenia’ ADN slasher. Por otra parte tenemos una trama detectivesca para buscar al asesino, un teatro como escenario de una parte relevante del film, o un marco que es pura cuna del subgénero. Material de clara vocación giallo. Por esa parte creo que pocas dudas puede generar la cinta: hay homenaje.

A vueltas con el ADN de ‘Veneciafrenia’, Vol. 2

En verdad el argumento que más empaña el asunto del homenaje de la película a giallo y slasher es lo currada a nivel historia que está ‘Veneciafrenia’. Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría arman una muy sólida trama, con recovecos muy juguetones y flecos muy provechosos. Algo que ya quisieran canónicas obras tanto de un subgénero como del otro. Todo ello rematado con un desenlace muy digno y de altura, aunque algunos lo tachen de excesivamente moralista.

En realidad todo ese trabajo de guion que demuestra ‘Veneciafrenia’ hace que al final salgan perdiendo factores tan importantes, tanto en el giallo como en el slasher, como son: la fiebre homicida, o el disfrute por el disfrute. Cosas que siempre se acaban primando cuando alguien aborda hoy en día un acercamiento a tan especiales paradas dentro del género; casi siempre desde el homenaje, claro. Pero el cineasta nos ofrece aquí su visión de slasher y giallo, sin importarle lo más mínimo que dicho prisma agüe relativamente las respectivas esencias de dichos subgéneros.

¿He llegado a quejarme porque una película esté trabajada a nivel texto e historia, o me lo ha parecido a mí? Por mi integridad mental, y la suya, creo que va siendo hora de cerrar esto. ‘Veneciafrenia’ nunca será top Álex de la Iglesia, ni siquiera con el debido reposo, como les sucede a algunas de sus obras, pero es un trabajo que merece todo  nuestro respeto.

Nuestra valoración:

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘Veneciafrenia’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.