La chica salvaje

Crítica de ‘La chica salvaje’ (2022). Supervivencia en tierra hostil

Las historias que versan sobre el proceso de inserción y socialización de niños que se han criado solos, en lugares apartados de la civilización, lejos del mundanal ruido (sobre todo cuando están basadas en hechos reales) atesoran el interés de enfrentarse a lo desconocido. Hay morbo ante algo antinatura, que chirría con nuestra forma de entender las cosas. Inevitable en este sentido recordar una de las mejores obras de François Truffaut, ‘El pequeño salvaje’ (1970), o en el cine español ‘Entrelobos’ (2010) de Gerardo Olivares. Con registros diferentes, el segundo largometraje de Olivia Newman, ‘La chica salvaje’, adaptación de la novela homónima de Delia Owens, nos presenta a otro niño aislado.

América profunda, años 60, Daisy Edgar-Jones interpreta a una niña que vive en las profundidades de una marisma. Un padre maltratador y violento provoca la huida de su madre y hermanos. Su progenitor también acaba por abandonarla. La película, con dos líneas temporales, adopta un tono melodramático al narrar el desarrollo de la protagonista, sin escolarizar y con escasos contactos con los lugareños. Las dos relaciones sentimentales que la van a marcar con sendos jóvenes, ahondan en el subtexto que impregna la obra: la soledad como detonante de indefensión.

Daisy Edgar-Jones, descubrimiento de una gran actriz

La chica salvaje

La increíble actuación de Edgar-Jones, evita que la propuesta se despeñe por terrenos lacrimógenos. Aporta veracidad a un personaje que se mueve entre el desvalimiento y el instinto de supervivencia al confrontar un mundo que le es ajeno. Ejercicio hipnótico que es, de lejos, lo más destacado de la película. Como drama sureño (la trama transcurre en Carolina del Norte) ‘La chica salvaje’ apenas si hace un esbozo de la idiosincrasia del lugar (entornos cerrados, racismo y machismo se abordan de manera epidérmica). Cuando la joven se meta en problemas, el drama judicial consiguiente mantiene el suspense, aunque le falta nervio. Apuntando durante el metraje a diversas consideraciones de carácter darwiniano, la cinta se finiquita apelando a la conmoción.

Nuestra valoración

Nota Rock and Films

Tráiler de ‘La chica salvaje’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.