Crítica ‘La Sombra de la Ley’ (2018): El cine que necesitamos

El pasado 11 de octubre se estrenaba en cines ‘La sombra de la Ley’,  la nueva película del director gallego Dani de la Torre que, tras un debut brillante con “El Desconocido” (2015), se acaba de consolidar como uno de los directores a tener muy en cuenta para los próximos años. Y no es para menos, ya que nos encontramos ante una de las grandes películas españolas de los últimos años.

Hace una semana hablamos con él y ya nos avisó de que lo que se venia “era grande”, y la verdad es que no le faltaba razón. Ha dirigido una película que, a un servidor, le ha parecido lo mejor que se ha hecho en España desde “La Isla Mínima” de Alberto Rodríguez (2014).

Cine de Gangsters

Cuando pensamos en el cine de gangsters, lo primero que se nos viene a la cabeza son las pelis americanas de señores con gabardina, sombrero y metralletas Thompson. Pensamos también en una trama de acción y drama donde personajes ambiguos van de la mano. En este caso, De la torre ha cogido esos ingredientes, y le ha sumado el conflicto social y la corrupción española de los años 20 para  crear ‘La Sombra de la Ley’.

Con respecto a la trama, la película narra la historia de un policía que investiga el atraco de un tren cargado de armas en una Barcelona convulsa y violenta. A lo largo de los minutos vemos los arquetipos de personajes clásicos de estas historias, como un poli malo, uno bueno, un villano, la chica o un mentor, entre otros, interpretados magistralmente por un reparto sobresaliente: Luis Tosar inconmensurable, Michelle Jenner, que de nuevo hace de Hija de Paco Tous, ambos geniales, la maestría de Manolo Solo y la confirmación de actorazo de Jaime Lorente (La Casa de Papel).

La historia en sí, es simple, un atraco a un tren y un poli que lo intenta resolver. Lo genial de esta historia es el marco histórico, donde se muestra con contundencia, las revueltas sociales, las huelgas y la crispación de una época complicada de la historia de España. Todo esto hará que el espectador mantenga el culo en el asiento durante más de dos horas de film sin hacerse pesado, al menos si eres fan del cine negro.

El metraje nos muestra una belleza visual sublime, una dirección de fotografía excepcional a manos del genio de la luz Josu Inchaustegui. Sobra ver la primera escena para saber que estamos ante una de las obras cinematográficas con la imagen mejor cuidada de los últimos años.

En esta línea, algunos de los planos significativos no brillan por su originalidad, pues los hemos visto en otras películas con un peso histórico tan grande como para no darse cuenta. En cambio, podremos encontrar un brillante e increíble plano secuencia de los protagonistas al entrar en un music hall que, inevitablemente,  nos traslada a “Uno de los Nuestros” de Scorsese (1990). Sabemos con certeza que esto sirve a modo de homenaje.

En la parte de diseño se quedaron a gusto creando a la ciudad condal de los años 20.  Hasta el mas mínimo detalle está cuidad: salas de fiestas, vehículos, ropas, atrezzo, etc. Toda cuidado con mimo para que el espectador salga de la sala queriendo ir a ver un espectáculo de vedettes. Sin duda una de los puntos fuertes de la película.

Y si nos vamos a la música es ya para quitarse el sombrero. Una banda sonora creada por Manuel Riveiro e interpretada por la sinfónica de Galicia. Cada escena suena con una pieza bien pensada y que, narrativamente, siempre cuenta algo. Ejemplo de ello es una escena con tiroteos acompañada con una  música pausada que pone lo pelos de punta.

Valoración

Lo Mejor: sus personajes, cada uno de su padre y de su madre, pero que entre ellos complementan la historia. Como villanos y héroes pactan para un fin. El arco de transformación de personajes como el interpretado por Michelle Jenner o la ambigüedad de Aníbal Uriarte (Luis Tosar) que nunca sabes si fiarte de el o no.

Lo Peor: la simpleza de la trama principal, el atraco del tren, el porque del atraco y la resolución. Aunque lo que de verdad hace grande  esta peli es la subtrama de relaciones entre personajes (Salvador y León, o Aníbal y Sara) la trama de acción principal podría haberse desarrollado de otra manera.

Conclusión: un director y un cine fresco y actual que, en una época dominada por Marvel y Disney , es más necesario que nunca. Recomendamos a todos los lectores de Rock and Films que si tienen oportunidad vayan a un cine y disfruten de esta joya.

Puntuación Rock and Films: 8´5/10

Os dejamos la entrevista que hicimos a Dani De la Torre: pincha aquí

ROCK AND FILMS

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *